Arco de Santa María

Publicado: 10/02/2012 en Arco, Centro, Edad Media, Edificio, Monumento
Etiquetas:, , , ,

Lugar de tránsito obligatorio, el arco de Santa María es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad de Burgos. Desde sus orígenes hasta la actualidad, el arco ha tenido diferentes usos. Situado en un lugar estratégico, a los pies de la Catedral, el arco, es uno de los monumentos más visitados de la urbe.

El actual arco de Santa María no es el original. El edificio que nos ha llegado hasta nuestros días es la unión de dos elementos, por un lado estaba la torre defensiva construida junto a la muralla de la ciudad, del siglo XIII; y por otra parte nos encontramos con un añadido, el arco, que se realizó en el siglo XVI.

El origen de la torre lo podemos encontrar en el siglo XIII cuando el rey Alfonso X el Sabio, aconseja cercar la parte llana de la ciudad. En ese momento de la historia de la ciudad esa torre era conocida como la Torre del punte de Yuso. Era nombrada así por la cercanía del puente de Yuso, actual puente de Santa María. El origen de la primitiva torre del puente de Yuso era militar.

El interior de la torre actual, no el arco, estaba construyéndose a comienzos de 1322 y en un principio fue usada como sala de audiencia de los alcaldes. En 1458 se dio por concluida la obra de construcción de la Torre de Santa María por Maese Yúsuf. A continuación podemos ver un dibujo de cómo era la torre en su origen.

La puerta que ha llegado a nuestros días data de 1536. En realidad no fue una reconstrucción de la antigua torre más bien fue añadido un arco dándole un aspecto de retablo histórico, cobijado bajo la protección religiosa del ángel custodio de Burgos y de Santa María la Mayor a cuyo nombre debió de quedar unido,  la torre en el siglo XIV.

La intención de las autoridades burgalesas era convertir la antigua torre en un arco triunfal en honor a Carlos V. En un principio se había pensado que la fachada que se iba a convertir en arco triunfal, se construyera en el inicio del puente de Santa María. Pero al comprobar que dicha idea no era la mejor, se decidió unir el arco a la torre de Yuso. El autor del proyecto fue Juan de Vallejo, al que se unió Francisco de Colonia. Existe en los archivos un boceto de cómo podría haber sido la puerta en un primer momento.

Antes de comenzar las obras se tenía que decidir que estatuas de personalidades, cercanas a Burgos, tenían que ocupar el espacio, llegándose al acuerdo de que debían estar presentes las estatuas de: Diego Porcelos, fundador de Burgos; Laín Calvo y Nuño Rasura, como jueces de Castilla;Fernán González, primer conde independiente de Castilla; el Cid Campeador, capitán insigne, y el monarca Carlos V, en cuyo honor se levantaba el monumento. Encima de todas ellas, se instaló la estatua del Ángel de la Guarda, como protector de la ciudad. Y en lo alto del arco se puso la imagen de Santa María la Mayor en una especie de pequeña capilla rematada por una cruz.

En 1540, tras cinco años de obras, se dio concluido el trabajo. La parte posterior de la puerta, la que da a la plaza del rey San Fernando es muy sobria, sin ningún adorno, mostrando la robustez de la torre antigua. El pasadizo esta decorado por Pedro Ruiz de Camargo. En esta imagen vemos como es la torre en la parte trasera.

La torre ha tenido diferentes usos a lo largo de su historia, pero no hay que olvidar que su origen era ser la puerta principal de entrada a la ciudad de Burgos, quitando ese honor a la puerta de San Martín. Debido a su situación estratégica en la ciudad, junto al puente de Santa María, construido en madera en su origen, por ser el final del camino viajando desde Madrid, se le concedió el papel de puerta principal de la ciudad de Burgos. La torre de Santa María, ha sido: defensa militar, palacio municipal y monumento conmemorativo de las glorias ciudadanas.

En la actualidad está abierto al público en calidad de Centro Cultural Histórico Artístico, con espacios museísticos y para exposiciones temporales. Las diferentes salas de la torre son utilizadas para exponer diferentes objetos, como por ejemplo la sala de los secretos donde puede admirarse un cuadro al óleo pintado por Marceliano Santamaría. También el pendón de Exaltación de Castilla, el sillón de los Jueces de Castilla utilizado por los regidores burgaleses al administrar justicia, el poema del Mio Cid, una copia de la espada de don Rodrigo Díaz de Vivar, la llamada tizona, las llaves y el escudo de la ciudad, un hueso del Cid, la puerta primitiva de acceso a esta sala del siglo XVI, entre otros objetos.

La sala central de la torre es utilizada para exposiciones temporales sin una temática concreta. Además en ella podemos observar otros elementos como el mural de Vela Zanetti, una yesería mudéjares y diferentes placas.

Aquí concluye este artículo sobre uno de los grandes monumentos que posee la ciudad de Burgos, es un pequeño resumen de la historia de este edificio. Para acabar indico la bibliografía que he utilizado para realizar este texto:

DELA CRUZ, Fray Valentin. Burgos Torres y Castillo. Caja de Ahorros Municipal. Burgos. 1978

GONZÁLEZ, Ricardo. Burgos en la fotografía del siglo XIX. Diario de Burgos. Burgos. 2000

IBÁÑEZ PÉREZ, A. y PAYO HERNANZ, R. J. Del Gótico al Renacimiento Artistas burgaleses entre 1450 y 1600. Caja Círculo. Burgos. 2008

MARTÍNEZ, Matías. Puente, torre y arco de Santa María. Publicaciones del excmo. Ayuntamiento. Burgos. 1952.

YZQUIERDO PERRÍN, Rafael. Murallas y puertas de Burgos. Ediciones Beta. Bilbao. 2009

Anuncios
comentarios
  1. atapuerques dice:

    Loable esfuerzo, hermano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s